El cambio en el DNI de los jóvenes para evitar que mientan

El cambio en el DNI de los jóvenes para evitar que mientan

Identificar y verificar la edad de un menor que se registra en una tienda online o en redes sociales, es posible.

Un cambio en la expedición del DNI, que ha sido publicado en el BOE, permite comprobar si la edad que declara el menor es cierta o no. De esta forma, puede recibir promociones o registrarse en una red social con la seguridad de que el joven es menor de 14 años, la edad legal para poder ceder datos sin necesitar del consentimiento paterno.

En España, cerca de 1,8 millones de jóvenes tiene edades entre 14 y 18 años, según los últimos datos censales correspondientes a 2012.

El problema hasta ahora, según denunció hace un año la Agencia Española de Protección de Datos, era que no existían mecanismos para verificar que la edad que manifestaba un menor era realmente la que tenía.

 Ahora, el Gobierno ha atendiendo a las peticiones de distintos órganos de la Administración del Estado  y en aras de conseguir mayor protección a la infancia en el uso de internet, ha aprobado el cambio en la expedición del documento nacional de identidad. Un nuevo párrafo en el real decreto que regula el DNI señala que “en el caso de los españoles menores de edad, o que no gocen de plena capacidad de obrar, el documento nacional de identidad contendrá, únicamente, la utilidad de la identificación electrónica, emitiéndose con el respectivo certificado de autenticación activado”.

 Es decir, el DNI de los menores incluirá a partir de ahora el certificado de autenticación. El certificado de firma electrónica, que es para los mayores de edad, seguirá teniendo “carácter voluntario” y su utilización se realizará mediante “una clave personal y secreta”. Según la AEPD, esta medida “va en la línea de la propuesta de la Agencia”. Así, el hecho de incluir el certificado de autenticación permitirá a los proveedores de servicios en internet de una “herramienta –no la única– que les permita cumplir con la obligación de verificar la edad de los menores”.

La Agencia reconoce que mantiene reuniones periódicas, especialmente con los responsables de las principales redes sociales en España, para que informen de las medidas que adoptan para evitar que los menores se registren sin el consentimiento de sus padres.

 La presión sobre los reguladores para evitar que los niños mientan para abrir una cuenta en una red social o participen en determinadas páginas web, incluidas las de comercio electrónico, se ha incrementado recientemente.

 Algunos estudios han tratado de cuantificar el número de usuarios menores de edad registrados en redes social. Hay pocos datos al respecto, pero una estimación de la revista Consumer Reports apuntaba que, ya en 2011, unos 7,5 millones de los niños menores de 13 años tenían acceso a redes sociales, incluyendo más de cinco millones menores de 10.

]]>

Share This