Demanda contra Facebook

Demanda contra Facebook

Compartir en Whatsapp

Una demanda colectiva acusa a la red social Facebook de colaborar con los programas de espionaje masivo de las autoridades de EE.UU y de hacer un seguimiento de los datos de los usuarios que considera ilegal según la legislación de Europa.

A través de sus cookies, Facebook rastrea a sus usuarios por la red incluso si no hacen uso de los plug-in sociales (por ejemplo, los botones de like que redirigen a Facebook) y aunque no estén logueados (con su perfil de Facebook activo); no limitando este rastreo a los usuarios de Facebook”.

Esta actuación de Facebook rompe la legalidad europea. En concreto, el artículo 5(3) de la directiva e-privacy aprobada en 2002 por el Parlamento Europeo en la que se prohíbe el uso de cookies para los usuarios que no se suscriban a una web salvo que se trate de facilitar la “transmisión de comunicación” o para proveer de un servicio social de información que haya sido “explícitamente requerido por su suscriptor o usuario”. Según este estudio, el uso que Facebook hace de su datr. no cae en ninguna de estas excepciones.

Según el activista austríaco licenciado en Derecho Max Schrems, impulsor de la iniciativa, desde el 1 de agosto unas 7.000 personas de más de cien países se han registrado cada día en la web europe-v-facebook para sumarse a esta iniciativa legal, hasta alcanzar picos de una solicitud cada seis segundos.

La demanda colectiva, acusa a la filial europea de Facebook, con sede en Dublín y que agrupa a todos los usuarios salvo los de EE.UU. y Canadá, de vulnerar las leyes de privacidad de la Unión Europea, ya que aplica la normativa estadounidense, más laxa.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha iniciado de oficio un procedimiento que actualmente se encuentra en fase de actuaciones previas de investigación. La Agencia actúa de forma coordinada con otras Autoridades de protección de datos europeas, que también han iniciado sus respectivos procedimientos.

El activista también vincula a la compañía fundada por Mark Zuckerberg con el polémico programa estadounidense de espionaje masivo en Internet Prisma, que, según el exanalista de la NSA Edward Snowden, ha permitido el acceso a los datos de millones de ciudadanos almacenados en servidores de Google, Facebook y Skype, entre otros.

En su demanda, Schrems reclama a la subsidiaria de Facebook en Europa, cuya sede está en Dublín, una indemnización de 500 euros (671 dólares) para cada uno de los demandantes en concepto de compensación por supuestas violaciones de la normativa de protección de datos.

Los usuarios que participan en esta demanda provienen de un centenar de países, en su mayoría de Alemania, Austria y Holanda, pero también hay cientos de mexicanos, españoles, peruanos y argentinos.

El demandante sigue manteniendo su cuenta en Facebook, pero insistió en que esta denuncia es importante porque se trata de la seguridad de los datos de los usuarios que circulan por internet.

En unas semanas, la respuesta

Una financiera alemana especializada en temas judiciales corre con los gastos del proceso.

Debido a que parte de la documentación aportada por Facebook no estaba en alemán, el tribunal ha dado a la empresa tres semanas para que la traduzca, tras lo que la parte demandante tendrá otras tres semanas para contestar.

Tras ese periodo, y sin que vuelva a celebrarse una nueva vista pública, la Audiencia emitirá una sentencia por escrito.

]]>

2015-04-14T09:25:21+00:0014/04/2015|Blog de Protección de Datos|
Share This