Porno Vengativo

Porno Vengativo

Compartir en Whatsapp

En términos legales, el porno vengativo, “porno revange” o revenge-porn es la publicación y difusión de imágenes sexualmente explícitas, normalmente por exparejas,  sin el consentimiento de la persona fotografiada, es decir, parejas o amantes que aprovechan fotos íntimas de un/una ex para vengarse por la ruptura de esa relación.

En Estados Unidos varios tribunales han aplicado condenas a quienes abusan y extorsionan a sus antiguas parejas, publicando fotos o vídeos en redes sociales.

California ya aprobó una ley en 2013 contra el porno vengativo cuando prohibió que se divulgasen fotos tomadas con consentimiento de una persona pero divulgadas luego sin el acuerdo de esta misma persona.

Qué pasa en TWITTER

Por eso, Twitter que ha sido la última red social en sumarse al porno vengativo, ha actualizado su política de uso y suspendido las cuentas de usuarios que divulgaron “fotos y vídeos íntimos tomados o publicados sin el consentimiento de la persona”.

Según Twitter, el equipo de seguridad permanecerá alerta las 24 horas, los 7 días de la semana, para hacer frente a cualquier denuncia que vaya en contra de la norma y que cualquier usuario pueda denunciar. Si así fuera, Twitter mandará un aviso y ocultará el contenido hasta que el usuario lo borre.

Qué pasa en GOOGLE

En la misma línea y a partir de hoy, Google cambia su política de uso y ahora asegura que bloqueará todo contenido que sea explícitamente sexual en su plataforma de blogs con el fin de alinear sus condiciones de uso a las de otros productos de la compañía, como Google+ o You Tube, donde no está permitido el contenido sexual.

No obstante, aquellos contenidos con un fin artístico, documental o científico no prohibirán desnudos.

Qué pasa en FACEBOOK

Facebook ha actualizado recientemente sus Normas Comunitarias, las directrices que determinan cuándo un contenido se elimina.  “Estos estándares están diseñados para crear un entorno donde la gente se sienta motivada a tratarse con empatía y respeto”, ha afirmado Monika Bickert, responsable de la política de funcionamiento global de Facebook, en un comunicado.

La lista toca, entre otros, el desnudo en Internet. “La política de Facebook prohíbe terminantemente que se comparta contenido pornográfico o cualquier otro contenido sexual en el que esté implicado un menor”. Advierte que los desnudos subidos por adultos tendrán marcados sus “límites”. A saber, fotografías que tengan a las nalgas como motivo central, que muestren pechos femeninos con pezones o genitales de ambos sexos no tienen su lugar en Facebook. Para los pechos, habrá excepciones: cuando se trate de una madre amamantando (El movimiento online #FreetheNipple(#LibertadParaElPezón) consiguió que la red social dejara de bloquear imágenes de mujeres amamantando a bebés), o de un pecho que muestre la cicatriz de una mastectomía (después de una campaña de recogida de firmas a través de la plataforma Change.org), Facebook permitirá subir la imagen. Pero prohíbe taxativamente, el revenge-porn.

El acoso cuenta con un apartado especial, puntualizando qué conductas como “enviar múltiples solicitudes de amistad” podrá ser considerado como tal. Cualquier tipo de uso de Facebook para actividades que fomenten la violencia, el robo o el racismo están también fuera de los límites.

¿Te parece bien este cambio en la normativa de los diferentes perfiles?

¿Crees que Twitter debería haberse sumado antes a esta iniciativa?

]]>

2015-03-24T10:31:53+00:0024/03/2015|Blog de Protección de Datos|
Share This