Análisis de liquidez y solvencia

Análisis de liquidez y solvencia

Compartir en Whatsapp

Actualizado 07012016Cómo hacer un análisis de liquidez y solvencia de su empresa a través de los “Ratios”

¿Qué son los ratios financieros?

“Los ratios financieros también llamados razones financieras o indicadores financieros, son coeficientes o razones que proporcionan unidades contables y financieras de medida y comparación. Permiten al empresario realizar un análisis de liquidez y solvencia económica, vigilar el comportamiento  y ayudar a planificar el futuro de su empresa”.

La técnica de los ratios es de gran utilidad para obtener un diagnóstico económico-financiero de cualquier empresa y así poder hacer un análisis de liquidez y solvencia. Existen infinidad de ratios, pero cada  empresa deberá seleccionar aquellos que se adapten a su objeto de análisis.

¿Por qué se usan los ratios? Ninguna cifra tiene sentido considerarla aisladamente, el ratio expresa el resultado de la comparación entre dos cifras. Es una herramienta muy útil para el análisis de liquidez y solvencia de una empresa.

No tiene mucho sentido, por ejemplo, analizar aisladamente una partida de gasto. Lo importante es conocer por qué surge el gasto, qué beneficio se espera sacar de él y si el beneficio puede medirse o cuantificarse.

Análisis de la liquidez

Definimos liquidez como la  capacidad que tiene la empresa para hacer frente a sus obligaciones financieras.

Para su análisis podemos utilizar  los siguientes ratios:

  • Ratio de liquidez.
  • Ratio de Tesorería.
  • Ratio de Disponibilidad.

1º.- Ratio de liquidez general.

Ratio de Liquidez= Activo Corriente/Pasivo corriente

El valor de este ratio se sitúa entre 1,5 y 2. En el caso que sea menor que 1,5 la empresa tendría serios problemas de liquidez lo que la llevarían a la empresa hacia una situación de concurso de acreedores. Si el ratio es muy superior a 2 no indica que existen activos circulantes ociosos, por tanto se pierde rentabilidad.

2º.- Ratio de Tesorería, también conocido como Test ácido.

Ratio de Tesorería= (Realizable + Disponible)/Pasivo corriente

Este ratio tiene que ser próximo a 1, si es menor, la empresa puede tener problemas de liquidez al no tener activos líquidos para poder hacer frente a las deudas a corto plazo. Si por el contrario está muy por encima de uno se perdería rentabilidad.

Puede ocurrir que una empresa tenga un ratio de liquidez correcto y un ratio de tesorería negativo, esto significa que la empresa tiene muchas existencias pero poco realizable y disponible por lo que correría el riesgo de  entrar en concurso de acreedores.

3º.- Ratio de disponibilidad.

Ratio de disponibilidad= Disponible/ Pasivo corriente

El valor de este ratio, debe estar en torno al 0,3. Como en los casos anteriores, si es menor a esta cifra, la empresa correría el riesgo de no poder hacer frente a los pagos, y si es muy superior, tendría recursos ociosos (exceso de recursos).

En el caso que la empresa tenga recursos ociosos, los podría utilizar en:

Adquirir inmovilizado, lo que  haría que la empresa tuviera una mayor estructura económica e incrementar su producción, mejorar su consistencia, estabilidad y garantía para los acreedores.

Financiar a los clientes en sus compras: facilitando las ventas, al poder permitir a sus clientes pago aplazado.

Invertir parte de su exceso de tesorería en activos financieros, un poco menos líquidos pero que le darían una mayor rentabilidad, como por ejemplo  Letras del Tesoro, Bonos,…

Análisis de la Solvencia

Análisis de liquidez y solvencia

Definimos solvencia como la capacidad que  tiene la empresa  de generar fondos para atender, en las condiciones pactadas, los compromisos adquiridos con terceros.

No hay que confundir la solvencia con la liquidez, ya que la liquidez se obtiene a través de recursos líquidos de su explotación (dependiendo en gran medida de la gestión de la tesorería), mientras que la solvencia se puede conseguir con recursos no líquidos, siempre que supongan un respaldo adecuado para liquidar las deudas. Así pues, toda empresa que presente una buena liquidez, es solvente, mientras que no ocurre igual en el sentido inverso, es decir, una empresa puede ser solvente pero no generar liquidez.

Para su análisis podemos utilizar los siguientes ratios:

  • Ratio de Solvencia Estricta.
  • Ratio de garantía.
  • Ratio de consistencia.
  • Ratio de Estabilidad.
  • Ratio de endeudamiento.
  • Ratio de calidad de la deuda.
  • Ratio de Capacidad de devolución de préstamos.

1º.- Ratio de Solvencia Estricta

Refleja la relación existente entre la totalidad de los activos corrientes y la deuda a pagar a corto plazo. El valor ideal de este ratio tiene que estar en torno a un 2.

Ratio de Solvencia Estricta = Activo Corriente/Pasivo corriente

2º.- Ratio de Garantía

Lo que mide este ratio es el peso de la deuda sobre el activo total. Cuando el ratio es bajo, en especial cuando se acerca a 1, la quiebra está a la vista. Si es menor de 1, podemos decir que la empresa está en quiebra técnica*.

*Quiebra técnica: Las deudas con terceros superan los activos de la empresa, en este momento los directivos de la empresa pueden optar por el concurso de acreedores o por la inyección de fondos propios a través de una ampliación de capital.

Ratio de Garantía= Activo/ Deudas

3º.- Ratio de Consistencia o firmeza.

El valor medio  de este ratio se estima en 2, lo cual quiere decir que el 50% del activo corriente está financiado por los créditos a largo plazo y el resto con fondos propios.

Ratio de consistencia = Activo corriente/Pasivo no corriente

4º.- Ratio de estabilidad

Este ratio deberá dar menor que 1, de lo contrario significaría que parte del activo corriente se financia con pasivo no corriente, ello implica llevar a la empresa a una situación de concurso de acreedores.

Si es menor que 1 una parte de los recursos permanentes van a financiar una parte del activo corriente, esta es la situación normal de una empresa estructurada.

Ratio de estabilidad = Activo no corriente / Pasivo no corriente

5º.- Ratio de Endeudamiento

El endeudamiento es la relación que hay entre fondos ajenos y fondos propios.

Ratio de endeudamiento= Total Deudas / (Pasivo +Neto)

El valor óptimo se sitúa, entre 0,4 y 0,6. Si es superior a 0,6, el volumen de deudas es excesivo y la empresa pierde autonomía financiera frente a terceros. Si el valor es inferior a 0,4 es posible que haya un exceso de capitales propios y que la empresa ganará rentabilidad mediante endeudamiento.

6º.- Ratio de Calidad de la Deuda

Cuanto menor sea el ratio, mejor es la calidad de la deuda en lo que se refiere al plazo.

Ratio de Calidad de la deuda= Deudas a corto Plazo/ Deudas Totales

7º.- Ratio de Capacidad de devolución de préstamos

Se trata de un ratio que relaciona el flujo de caja, también conocido como cash flow (beneficio neto más amortizaciones) con el saldo de los préstamos recibidos pendientes de pago. Cuanto mayor sea el índice de este ratio, mayor será la capacidad de devolución de los préstamos. Este ratio se basa en la opinión de que los préstamos deben devolverse con el flujo de caja generado y mientras que para  las deudas con proveedores  deben utilizarse los cobros a clientes.

Ratio de Capacidad de devolución de préstamos = (Beneficio Neto + Amortizaciones)/Prestamos recibidos.

En definitiva, el análisis de liquidez y solvencia de una empresa, permite dirigir el futuro de la misma de una forma adecuada. Los ratios que hemos explicado ayudarán, sin ninguna duda, a un análisis de liquidez y solvencia de vuestras empresas. Esperamos que os sean de ayuda.

]]>

Share This