El equilibrio financiero

El equilibrio financiero

Compartir en Whatsapp

Actualizado 08012016¿Qué es el equilibrio financiero?

El equilibrio financiero es el objetivo que debe cumplir cualquier empresa. Trata de observar que la empresa esté en disposición de hacer frente a los pagos, es decir, si tiene liquidez y satisfacer las obligaciones y deudas, es decir, si es solvente. El equilibrio financiero viene definido por la posibilidad de dar respuesta con la liquidez de los activos a la exigibilidad de las deudas.

Existen algunas normas que se consideran generalmente de obligado cumplimiento para poder afirmar que una empresa está en un equilibrio financiero óptimo, aunque cabe señalar que no hay un modelo de balance ideal, ya que su estructura depende de multitud de variables, como por ejemplo el sector.

1º) El Activo no corriente* debe estar financiado por capitales permanentes*.

La definición de esta regla podía traducirse por “el activo no corriente debe ser menor que los recursos permanentes”.

Esta primera regla debe cumplirse para que no peligre la estabilidad de la empresa.

Entendemos por activos no corrientes a los  bienes de una empresa, ya sea tangible o intangible, que no puede convertirse en líquido a corto plazo y que normalmente son necesarios para el funcionamiento de la empresa  y no se destinan a la venta.

Entendemos por recursos permanentes al patrimonio neto* más el pasivo no corriente*

El Patrimonio Neto* constituye la parte residual de los activos de la empresa, una vez deducidos todos los pasivos. Incluye las aportaciones realizadas, ya sea en el momento de su constitución o en otros posteriores, por sus socios o propietarios, que no tengan la consideración de pasivos, así como los resultados acumulados u otras variaciones que le afecten.

El Patrimonio Neto, debe representar el 40 ó 50% del Total Pasivo. Si es inferior podemos estar ante un caso de descapitalización que puede venir derivada de importantes pérdidas acumuladas. Puede darse también el caso contrario, que el patrimonio neto sobrepase el 50% del pasivo total, en estos casos  es posible que se estén infrautilizando los recursos no obteniendo una buena rentabilidad.

Pasivo no Corriente* (exigible a L/P) son las deudas con terceros cuya exigibilidad es superior a un año, por ejemplo un préstamo con entidad financiera.

 ¿Por qué los recursos permanentes  deben financiar el activo no corriente?

El activo no corriente contempla las inversiones en bienes que la empresa necesita para el desarrollo de la actividad, que se pondría en peligro si se tuvieran que afrontar las deudas a C/P con la maquinaria, vehículos, local o cualquier otro inmovilizado.

Ejemplo: No puede someterse el pago de una factura de un proveedor a la venta de una maquinaria, un vehículo…,  o cualquier otro activo fijo que tenga la sociedad, sino que deberá afrontarse con dinero ya disponible o realizable.

2º) Fondo de Maniobra.

Exige que el activo corriente sea mayor que el pasivo corriente, es decir, crear un fondo o colchón de seguridad que permita hacer frente a los posibles desajustes que pudieran producirse entre la corriente de cobros y de pagos. Esto significa que los recursos permanentes financian, además de la totalidad del activo no corriente, una parte del activo corriente, lo cual es recomendable, porque financiar todo el activo corriente con créditos a corto plazo resultaría excesivamente peligroso desde el punto de vista financiero, pues cualquier cliente que no pague llevaría a la empresa a la insolvencia con el consiguiente deterioro de su imagen. La parte del activo corriente financiada con recursos permanentes se denomina fondo de maniobra.

¿Qué es el Fondo de maniobra?

 El fondo de maniobra también conocido como  capital circulante o working capital se puede definir como los recursos financieros permanentes (Patrimonio neto+ Pasivo no corriente) que son necesarios para poder llevar a cabo normalmente las actividades corriente de la empresa, es decir, la parte del activo corriente financiada con recursos a largo plazo o permanentes.

Equilibrio financiero

Pueden darse tres situaciones,

Que el fondo de maniobra sea igual a cero: FM = 0, lo cual implica que el activo corriente = pasivo corriente. El activo corriente está totalmente financiado con préstamos a corto plazo, por lo tanto, dificultades en la renovación del pasivo supondrían disminuciones del activo rentable.

Que el fondo de maniobra sea negativo: FM < 0. Esto supone que parte del activo no corriente está financiada con recursos a corto plazo. Esta es una situación alarmante, pues la empresa podría tener problemas para pagar sus deudas y estar cerca de una suspensión de pagos. Sin embargo, hay empresas, como los hipermercados, que funcionan con un fondo de maniobra muy pequeño o negativo, es decir, el periodo medio de pago a proveedores es superior a la duración de su ciclo de explotación.

Que el fondo de maniobra sea positivo: FM> 0, es la situación ideal y supone que parte del activo corriente está financiada con recursos a largo plazo, lo que da un margen operativo a la empresa. En general, el FM debe ser positivo y financiar aquellas inversiones del activo circulante que se consideran como una inversión a largo plazo, como el stock de seguridad*, o los saldos mínimos de créditos a los clientes…

*¿Qué entendemos por stock de seguridad? Son aquellas existencias (materias primas, auxiliares, repuestos, productos acabados,…) que se consideran mínimas para que la empresa no vea interrumpido su proceso productivo, es decir, que no se quede sin materiales en fábrica o almacén o bien que no pueda atender inmediatamente un pedido.

3º) El pasivo corriente debe igualar al realizable* mas el disponible*.

*Realizable: Principalmente los derechos de cobro a clientes por las ventas realizadas o servicios prestados.

*Disponible: El dinero que dispone la empresa en efectivo y en cuentas corrientes.

Se pueden dar tres casos,

  • El realizable más el disponible igualan al pasivo corriente: Es la situación ideal.
  • El realizable mas el disponible son menores que el pasivo corriente. En estos casos hay que tener precaución, ya que podrían darse problemas de liquidez. Las medidas para mejorar esta situación serían, ampliar el capital, reducir pago de dividendos (en el caso de que los haya), aumentar la autofinanciación, reconvertir la deuda de C/P A L/P, adelantar la transformación en dinero de los activos corrientes.
  • El realizable más el disponible exceden al pasivo corriente: Se están infrautilizando las inversiones en realizable y disponible.

Ejemplo práctico que permite analizar las tres reglas de equilibrio financiero.

A continuación representamos gráficamente un balance valorando cada una de las masas patrimoniales.

Equilibro financiero

1ª.- Capitales permanentes > Activo no corriente.

Se cumple esta primera regla, por tanto la empresa goza de estabilidad desde el punto de vista de sus inversiones en activo no corriente. No tendrá que vender sus inmovilizados para atender a las deudas a C/P.

2º.- Parte del activo corriente debe ser financiado por capitales permanentes.

Patrimonio Neto + Pasivo no corriente= 750 + 550= 1300

Con los capitales permanentes se cubre todo el activo fijo, todas las existencias y parte del realizable, por tanto, la empresa no correría riesgo de interrumpir el proceso productivo, ya que tendría existencias suficientes para cubrir las demandas de sus clientes (stock de seguridad).

3º.- Pasivo Corriente= Realizable + Disponible.

Pasivo Corriente= 325

Realizable (350) + Disponible (150) = 500

No se cumple esta tercera regla. Ante esta situación podemos pensar que la empresa se ha endeudado a L/P (préstamos bancarios) y tenga dinero disponible  sin necesidad, o bien que la excesiva financiación a clientes mediante plazos demasiado largos, provoque la necesidad de  recurrir a financiación a L/P.

El equilibrio financieroEn definitiva, estas son algunas de las normas que habría que seguir para obtener un equilibrio financiero adecuado.

]]>

Share This