Aprende a crear espacios emocionales positivos

Aprende a crear espacios emocionales positivos

  • Pérdida de ilusión, motivación y rendimiento.
  • Pérdida de control y ausencia de disposición al desarrollo (Ejemplo: “He hecho un curso de gestión del tiempo pero el día a día me come, esto solo sirve en teoría”)
  • Deterioro de relaciones, familiares, con compañeros y clientes (Ejemplo: “He hablado con mi pareja por teléfono y no sé ni de qué”, “Los de operaciones siempre quejándose…”)
  • Evidente pérdida de salud abuso de café, tabaco, bebidas alcohólicas,..
  • “Tu estado de ánimo depende de cómo expliques lo que vives” No es lo mismo decir “Los de operaciones siempre quejándose” que “tengo más de tres incidencias relacionadas con el nuevo proceso, voy a revisarlo” “Una explicación que te permita tener el control garantiza una emoción positiva y tu calidad de vida es la calidad de tus emociones” Somos el origen de nuestras emociones y por eso podemos tener el control de cómo nos sentimos. Nosotros decidimos cómo sentirnos ante las situaciones, a veces nos sale de forma instintiva, pero si no es así, hay que identificar qué hemos hecho, seguir el proceso y controlarlo. Y si en último término no encontramos salida, mejor que no hacer nada, es pedir ayuda. Mente, emoción y cuerpo están conectados, atiende a todos, revisa tus creencias, predisponte para la acción y no desatiendas a tu cuerpo. Pautas para recuperar el control:
    1. Atiende a tu estado emocional.
    2. Si tu estado emocional no hace sentir bien, para y piensa. Físicamente es importante adoptar una posición recta, cabeza alta y mirada en la línea superior del horizonte, así activamos el pensamiento racional y es más difícil que afloren creencias negativas y/o pensamientos irracionales.
    3. Desde esta posición física de control, analiza tu estado emocional y busca la intención positiva que te intenta comunicar.
    4. Elige qué estado sería más apropiado para esta situación.
    5. Ancla este estado de forma que lo automatices, es decir, que puedas sentirte así de forma inmediata
    Un ejemplo rápido:
    • “Me siento fatal, no sé si he cometido un error, no sé cómo arreglarlo, no sé si decir algo o esperar a que todo estalle….”
    • “ He trabajado mucho en esto, conozco el proceso desde el inicio, tengo la intuición de que algo puede fallar, es bueno para mí, para mi equipo y para mi organización que haya saltado la duda.”
    • “Si lo pongo de manifiesto de forma preventiva, si pido ayuda y reviso de nuevo las pruebas reduciré la incertidumbre y podremos atajar posibles dificultades antes incluso de que tengan consecuencias”.
    • “El error es posible en mi trabajo, de esto aprenderemos todos, esto me hace más profesional y además va a incrementar la confianza que todos tienen sobre mí. Soy consciente de mis emociones que me avisan y me permiten actuar en consecuencia.”
    • Incluso en la adversidad más absoluta, podemos crear espacios positivos, somos dueños de nuestras emociones, podemos aprender a mejorar nuestra calidad de vida y lo mejor, enseñar a otros.
    La Revista de los Empleados]]>

    2013-10-03T01:38:43+00:0003/10/2013|Sin categoría|
    Share This