Habilidades para el éxito empresarial

Habilidades para el éxito empresarial

Félix Gallardo Antolín Director Atrio Coaching prendedor tiene una serie de habilidades que va ejecutando para crear un negocio. Pero solamente los que dominan estas habilidades son capaces de hacer empresas fuera de serie. Partimos de un concepto que no por simple es fácil de entender: Tu negocio es tu producto. Si tú piensas de este modo, entenderás que necesitas trabajar en tu producto (negocio) igual que trabajas en los productos que vendes; para hacerlo, debes dominar las habilidades necesarias para desarrollar un negocio de éxito. Las habilidades esenciales para crear negocios excepcionales, son: 1. Concentración. La fuerza interior y energía que te permite enfocar toda la atención. Es el fundamento de todo lo que hacemos y que nos permite finalizar con éxito. El hecho de que despliegues la atención sutilmente, no significa que seas capaz de hacer el mejor trabajo. La concentración te permite enfocar con precisión en lo que se necesita hacer. 2. Discriminación. Es la habilidad de escoger el qué, cuándo y a quién dirigir nuestra atención (concentración). Es a través de la discriminación que un negocio desarrolla estándares y disciplina. La discriminación está relacionada con escoger tus batallas, con priorizar, con seleccionar del trabajo las tareas que te reportarán el mayor retorno de tus esfuerzos. Esta es posiblemente la habilidad con la que más se tropieza la gente. Después de estar horas trabajando, priorizar puede ser una lucha. Hay que crear sistemas que te permitan anticipar que trabajo debería hacerse para conseguir el mayor retorno de tus esfuerzos. 3. Organización. Habilidad de transformar el caos en orden. Una vez que has conseguido concentrarte y discriminar necesitas crear orden y predictibilidad para hacer crecer exitosamente los negocios. Es el momento de la sistematización y automatización que te permita funcionar con eficiencia. 4. Innovación. No sólo para la tecnología. Una vez que hemos empezado a afinar en las cosas correctas y conseguido cierto orden en tu negocio, podemos empezar a innovar. La innovación forma parte del Ciclo de Desarrollo del Negocio, es la chispa de genio que todos los emprendedores deberían ver como un activo, que puede ser potenciado para el bienestar de la organización, un activo que añadirá valor al negocio a lo largo del tiempo. La mayoría tenemos ideas, pero cuando desarrollas la habilidad innovadora eres capaz de coger ese momento de inspiración y capturarlo, recrearlo y lo más importante: ponerlo en acción (hacerlo realidad). 5. Comunicación. Habilidad de transmitir ideas con claridad, precisión, pasión e intención. La gente necesita sentir, soñar y ser parte de algo importante. Debes comunicar tu pasión, tu visión y tus ideas a tus empleados, tus clientes, tus prestamistas, tus proveedores y a cualquiera que esté involucrado en tus negocios. 6. Paciencia. Debe ser tranquila, reflexiva y justa. La paciencia es la aptitud que lleva a poder soportar cualquier contratiempo y dificultad. Así puede decirse que el paciente va haciéndose fuerte poco a poco, mientras que el fuerte sabe ser siempre paciente. El ser paciente requiere de un incremento en la fuerza cuando ésta, por lógica natural, decae. La concentración proporciona la atención y energía necesaria para la acción; la discriminación facilita la intención y las pautas para saber que acción tomar; la organización provee del espacio necesario para que tenga lugar la acción correcta; la innovación estimula nuevas ideas; la comunicación es el canal a través del cual se realiza la visión última y la paciencia es el soporte de los contratiempos y dificultades con tranquilidad.]]>

2011-03-17T15:06:50+00:0017/03/2011|Sin categoría|
Share This