Los Contactos Profesionales

Los Contactos Profesionales

Alguna vez escuchastes que en el ámbito empresarial para triunfar tienes que tener muchos y buenos contactos profesionales. Con el tiempo, y mi experiencia en estos años de empresario, constata que realmente es así.

Para conseguir ciertos clientes, proveedores o trabajadores, no solo es suficiente el marketing, la publicidad, tener una oficina cercana y un sin fin de características más, sino que es necesario conocer a alguien que pueda servirnos de «puente» o «lazo de unión» con nuestro objetivo.

Alguno podría preguntarse ¿cómo se hacen los contactos?. La respuesta es sencilla, lo primero es tener la voluntad de querer tenerlos y estar dispuesto a «invertir» tiempo y dinero en ello. A partir de aquí necesitamos tener claro el tipo de contacto que necesitas.
a) Investiga cosas de ese contacto: si es una persona accesible, si te puede referenciar o ayudar, gustos personales…
b) Camino hacia el encuentro
  *  Seguramente, podrás llegar a diferentes profesionales a través de otros contactos que ya tienes. Pues bien, utiliza el contacto que más fácilmente te permita la entrada a dicho objetivo. Trata de que ese contacto te lleve a otro nuevo y más cerca del objetivo. Pregunta, en primera instancia, por los decisores para verificar la información que has recopilado, y pídele si puedes utilizar su nombre como referencia interna.
   *  Se proactivo y provoca los encuentros. No tiene sentido esperar a que ocurra algo, porque nada ocurre sino lo provocamos. Insisto, estamos en el terreno de la creación de nuestras propias oportunidades, y eres tu el único que puedo hacerlo.
   *  Organiza reunión con el directivo clave. Tienes información muy completa que te va a permitir organizar una reunión bien enfocada que muestre todo lo que puedes hacer por esa compañía.
c) Después del contacto:
  1.- No dejes pasar más de 24h sin enviar un mail de agradecimiento por el tiempo compartido. 2.- En el mail, haz referencia a algo de lo que hayáis hablado o alguna afición común, para ayudar a recordarle quién eres y qué haces.
3.- Consigue una cita. La mayoría de los propósitos de un nuevo encuentro se quedan en el aire porque no hacemos un seguimiento.
d) Cuida a tus contactos:
  Lo más difícil es cuidar los contactos, el día a día.  Aunque parezca muy obvio, no sirve de nada invertir horas en asistir a eventos y conocer gente si después no se gestiona.Las relaciones sociales supone cuidar nuestro propio negocio.  Los datos hablan por sí solos, las ventas a través de conocidos son un 80% más sencillas y eficaces; además el 70% de los trabajos nuevos suelen aparecer gracias a los contactos que ya tenemos.
   –   Relaciónate de forma desinteresada con los demás.
   –   Ayuda siempre que puedas a los demás.
   –   Interésate por las personas nuevas que conozcas.
   –   Se amable, aprende a escuchar y a hablar con respeto y moderación.
   –   Aprende los nombres y los datos personales básicos de la gente que te rodea.
   –   Lleva siempre tarjetas de visita a mano, que sean elegantes y sencillas.
   –   Devuelve todas las llamadas, cartas o email que recibas.
   –   Participa en asociaciones, clubs deportivos, reuniones sociales, charlas.  Déjate ver.
   –   Sé positivo y agradable. Muéstrate tolerante y abierto con las distintas opiniones de los demás.
]]>

2012-10-13T14:58:49+00:0013/10/2012|Blog Ideas para su Negocio|
Share This