En este artículo vamos a hablar de las alertas que puede tener la AEAT para realizar la siempre temida inspección de Hacienda que puede deberse a varias razones, que deben ser tenidas muy en cuenta para, precisamente, poder evitarlas.

Cuestiones de fondo

Esas alertas provienen de la gran información que posee la AEAT por las declaraciones que deben de presentar las empresas, los autónomos y los ciudadanos. Y esa información cruzada es la que utilizan para contrastar los datos declarados por unos y por otros, y una diferencia en esas declaraciones puede llamar la atención de Hacienda.

Una de las fuentes que dan esa gran información proviene del Suministro Inmediato de Información del IVA (SII), que entro en vigor el 01 de julio del 2017, porque no solo les da información de las empresas que están obligadas sino, también de los CIF y los NIF a los que se emiten facturas y de los que se reciben. Por lo que del SII pueden sacar mucha información y los aspectos que están teniendo en cuenta para enviar requerimientos a las sociedades son:

  • Que tengan muchas facturas rectificativas en las facturas emitidas.
  • Que tengan muchas facturas duplicadas.
  • Que más del 80% de sus facturas recibidas sean el último día del mes.
  • Que tengan facturas recibidas el fin de semana.
  • Que tengan facturas recibidas de NIF que no estén dados de alta en el censo.

Esta información la pueden utilizar para revisar a las empresas que lo presentan como también a las empresas o autónomos de los que tienen información, porque a través de este sistema puede conocer las compras y los consumos de cualquier empresa y persona.

Otro modelo del que sacan mucha información es la declaración anual de operaciones con terceras personas (modelo 347), que es una declaración anual que están obligadas a presentar las empresas y los autónomos, siempre que hayan realizado operaciones con terceros por importe superior a 3.005,06 euros durante el año natural, computando de forma separada las entregas y las adquisiciones de bienes y servicios. Y las diferencias entre lo declarado por una parte y por la otra, puede dar lugar a que salten las alertas en la AEAT y pueda recibir un requerimiento.

A continuación nombraremos otros supuestos por los que hacienda suele comenzar una inspección:

  • Las devoluciones tributarias excesivas: Una devolución de IVA «excesivamente generosa» puede acarrear una inspección en donde se soliciten los libros de facturas recibidas y emitidas para la comprobación por parte de la administración de los datos declarados.
  • Los descuadres entre los modelos trimestrales y los modelos anuales: Estos errores o despistes hacen que Hacienda automáticamente las inspeccione, por eso es muy importante repasar y comprobar los modelos antes de presentarlo.
  • Solicitud de NIF intracomunitario: Cuando solicitas este NIF para hacer negocios en el extranjero también es uno de los motivos por los cuales tu empresa está, un poco más, bajo la lupa de la AEAT. Se debe a una simple comprobación de datos, teniendo en tal caso que justificar la necesidad de dicho NIF.
  • El dejar sociedades inactivas: Dejar sin actividad una sociedad y crear nuevas sociedades paralelas con distinta denominación, pero con los mismo socios y sede, está dando más que pistas a una posible inspección.
  • Las Subvenciones: Existen subvenciones exentas de tributación y otras que no lo están. Por ello habrá que declararlas correctamente.
  • Exceso de gastos: Si los gastos de tu empresa llevan meses que superan los ingresos, puede hacer que salten las alarmas ante la AEAT, y si tiene tendencia a deducirse elevados gastos como comidas, gasolinas, puede provocar una inspección.

Conclusión

Ante todo, hay que tener en cuenta que la AEAT realiza inspecciones de manera aleatoria cada año. Así que, aunque tengas todo en regla en tu empresa, no te hagas ilusiones, puedes tener una inspección en cualquier momento y puede que sea una inspección rutinaria, o porque hayan detectado algo en tu actividad o contabilidad que no le cuadre.

Y según el volumen de trabajo de cada administración hay mas posibilidades de inspección, por eso el domicilio fiscal de las empresas es muy importante.