Se trata de crear una Sociedad que gestione todo el patrimonio, fuera del riesgo empresarial de cada una de las empresas filiales y facilitando una mejor organización de las relaciones empresariales.

Podriamos definirla como «Una organización económica que controla una serie de compañias que la garantizan un control sobre los diferentes factores del mercado«.

¿Cuál son las ventajas principales?

  • Permitirá tributar por el régimen consolidado, aprovechando las pérdidas y créditos fiscales de las demás sociedades.
  • Posibilidad de reinvertir los excedentes de una sociedad en otra del mismo grupo, mediante la distribución de dividendos a la holding, sin tener que efectuar retención y bonificándose de la deducción del 100% por doble imposición, en todas aquellas participaciones.
  • Reduce el riesgo para los propietarios y establece la propiedad y el control de una serie de empresas diferentes.
Crear una marca de grupo y enfocarse al crecimiento

El holding también se beneficia de la buena voluntad de la filial y mejora la reputación. Además está protegida de los riesgos que enfrenta la filial en el caso de las cuestiones jurídicas, obligaciones fiscales y demandas.

Se trata de generar una imagen de marca, que refuerza a su vez la imagen de solvencia de las sociedades participadas, y por tanto, un mayor poder de cara a negociaciones con inversores y entidades bancarias.

Distinguir el patrimonio afecto del no afecto

Podemos distinguir las empresas que tienes patrimonio (locales, viviendas…) de aquellas otras que no tienen patrimonio, y por tanto ponemos a salvaguarda las entidades con patrimonio no afecto.

Centralizar la coordinación y la gestión

Desde la empresa Holding se pùede coordinar la prestación de servicios generales prestados a la filiales. Es decir, se considera una empresa de control, que no se limita a tener acciones para especular sino para tener el control desde la sociedad cabecera y llevar a cabo la gestión.

El único fin es la gestión de las participaciones de las sociedades operativas.

¿Cuál son los primeros pasos?

En primer lugar la constitución de una sociedad holding por parte de los socios miembros mediante la aportación a la misma de las participaciones que cada uno posee en las empresas de la familia, de esta forma:

  • La sociedad holding pasa a ser socio de todas las empresas de la familia.
  • La familia participará en todas las sociedades del grupo a través de la sociedad holding.
  ]]>