Festivales de fin de curso: ¿Debe permitirse hacer fotos?

Festivales de fin de curso: ¿Debe permitirse hacer fotos?

Compartir en Whatsapp

Si es usted un padre o una madre, ¿estaría dispuesto a ceder la imagen de su hijo para que un tercero la explotase comercialmente? Si la respuesta es no, ¿contestaría lo mismo si de lo que se trata es de que el colegio difunda la imagen del niño en sus redes sociales? La pregunta es pertinente teniendo en cuenta que se celebran ahora infinidad de festivales de fin de curso en los centros. ¿Quién puede hacer fotos?

Y, sobre todo, quién puede difundirlas. Esa es la cuestión. Lo primero es dejar claro que los padres de los menores son quienes deben autorizar esas imágenes. Como explica el presidente de la Asociación Profesional Española de Privacidad (APEP), Ricard Martínez, «los menores son titulares del derecho a la imagen pero, por ser menores precisamente, hay que obtener el consentimiento de sus padres».

Esto vale para los centros pero también para otros padres que piensen en publicar las fotografías en internet y en abierto, pues se arriesgan a «exponer la imagen de alguien que no es su hijo». Por su parte, Aída Barquero, especialista en Derecho TIC de la asociación Padres 2.0, es clara al respecto:«Se pueden difundir imágenes captadas en dichos actos públicos siempre y cuando la imagen del menor aparezca de forma casual o meramente accesoria, como es el caso, por ejemplo, de una fotografía colectiva tomada de lejos».

El problema viene cuando los niños son identificables en esas fotografías, como suele ocurrir en cualquier instantánea que se toma en una fiesta escolar. Entonces «será necesario obtener su consentimiento en caso de que sean mayores de 14 años o bien el consentimiento de sus padres, madres o tutores en caso de que las personas fotografiadas sean menores de 14 años», según Barquero.

Esto implica que «si en la fotografía, además de los hijos, aparecen de forma reconocible otros menores de edad, habrá que contar con su consentimiento o con el de sus padres, madres o tutores antes de hacer públicas dichas imágenes». De lo contrario, como advierte Martínez, «el tratamiento de las imágenes de los menores podría generar responsabilidad jurídica a quien lo realice». A priori, tampoco el centro debería poder usar esas imágenes para difundirlas en sus canales de redes sociales. No, al menos, sin el consentimiento de los padres.

Porque, en la mayoría de los casos, esta acción del centro escolar puede entenderse como «un uso de la imagen del menor con fines comerciales y promocionales». La marca del colegio no se distingue aquí de lo que cualquier otra marca pueda hacer con la imagen de un menor en un anuncio publicitario.

Sin interés público

En palabras del presidente de APEP, los festivales escolares «carecen de relevancia o interés público». Dicho con otras palabras, no está justificado que la dirección del centro cuelgue en abierto el vídeo en YouTube o las fotos en Facebook y Twitter. «Incluso en el caso de que se admitiese el interés informativo, no es comparable con el hecho de subir el festival entero a un servidor de internet de libre acceso», apunta el experto en privacidad.

La mejor práctica -cuando la intención del centro es ciertamente poner a disposición de las familias todo el material audiovisual- es usar canales privados y entornos cerrados.

Ahora bien, tampoco debería el colegio restringir la participación en el festival escolar del niño cuyos padres no autorizan esa difusión de imágenes: «El colegio estaría lesionando gravemente el derecho a la educación y generando una situación de discriminación».

Para Barquero, el mejor consejo que se puede dar a los padres es que, «además de cumplir con los principios de información y de obtención del consentimiento, cumplan igualmente con el principio de proporcionalidad de los datos, publicando sólo aquellas fotografías que sean adecuadas y pertinentes». Dicho con otras palabras, se entiende que lo que busquen unos padres sea mostrar «el orgullo que se siente por los hijos, pero para tal finalidad no es necesario subir decenas de fotografías en una red social».

FUENTE: EL MUNDO

¿TE HAS OPUESTO AL TRATAMIENTO DE DATOS DE TU HIJO O HIJOS ALGUNA VEZ?

]]>

2015-06-22T08:43:28+00:0022/06/2015|Sin categoría|
Share This