LA RESPONSABILIDAD DEL ADMINISTRADOR A EFECTOS LABORALES

LA RESPONSABILIDAD DEL ADMINISTRADOR A EFECTOS LABORALES

ANTECEDENTES

En el ámbito laboral, el administrador de la sociedad, junto con el empresario, asume responsabilidades en cuanto a la dirección y organización de la empresa.

A pesar de la existencia de esta responsabilidad, el Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social no prevén específicamente cómo exigir responsabilidades a los administradores de las sociedades mercantiles por el impago de deudas laborales o de Seguridad Social, por lo que los Tribunales han venido aplicando lo dispuesto en la Ley de Sociedades de Capital, sin que la jurisdicción laboral sea competente a priori.

Sin embargo y frente al principio básico de irresponsabilidad de los socios por las deudas sociales, para determinados supuestos la jurisprudencia ha trasladado al ámbito laboral la teoría mercantil del “levantamiento del velo” con el fin de que el administrador de la sociedad asuma la responsabilidad personal por su actuación empresarial.

En este artículo vamos a exponer las responsabilidades  atribuidas a los administradores mercantiles, recomendando, desde GM Consulting, el análisis concreto de cada caso.

CUESTIONES DE FONDO

En su condición de representante y gestor de la sociedad, el Administrador asume, respecto de sus trabajadores, idénticas obligaciones laborales que un empresario personal en materia de contratación, respeto a los derechos laborales básicos, retribuciones, Seguridad Social, prevención, promoción, formación profesional, información y consulta con los representantes de los trabajadores, negociación, etc.

Sin embargo, como regla general, la legislación laboral no establece su responsabilidad personal por los daños que pudieran derivarse como consecuencia del incumplimiento de tales obligaciones, a diferencia de la legislación societaria, penal y concursal, que sí contemplan la extensión de responsabilidad en determinados supuestos.

Ante esta situación, y con el objeto de que los administradores asuman personalmente los perjuicios causados por su gestión negligente o desleal, los Juzgados sociales han recurrido a la doctrina mercantil del “levantamiento del velo” en supuestos en los que se dé alguna de las siguientes circunstancias:

  1. Cuando se confundan los patrimonios de la empresa y el administrador.
  2. Cuando se descapitalice a la sociedad mercantil, con el objetivo de no responder ante los acreedores.
  3. Cuando exista fraude de ley.
– ¿Qué responsabilidad tiene el Administrador frente a los trabajadores?

La crisis económica sufrida por España ha provocado que multitud de empresas se vieran obligadas a extinguir las relaciones laborales con sus trabajadores  ante la existencia de causas económicas. No obstante, también ha habido casos en que el administrador no ha atendido sus obligaciones societarias pensando que estaba protegido por la sociedad o incluso ha procurado que ésta se descapitalizara para obtener resultados negativos.

Ante esta situación la Ley de Sociedades de Capital determina el régimen de responsabilidad de los administradores, aunque, para ejercitar la acción prevista, ésta tenía que hacerse mediante una doble vía, la laboral para reclamar el despido, y la mercantil, a la que había que acudir una vez agotada la anterior para conseguir que el administrador respondiera por las deudas laborales. Esta doble reclamación alargaba el procedimiento perjudicando al empleado, que en la mayoría de los casos se limitaba a acudir a la vía laboral y a reclamar el pago de las cantidades adeudadas al FOGASA con la pérdida de cantidad que supone el pago por este órgano y no directamente por la empresa.

Sin embargo, desde el año 2012 el Tribunal Supremo ha determinado que, ante la reclamación contra una mercantil y si existe la posibilidad de derivar la responsabilidad hacia el administrador, se pueden acumular ambas acciones en un sólo proceso evitando al “acreedor la necesidad de plantear dos demandas ante juzgados de órdenes jurisdiccionales distintos para reclamar la satisfacción de una misma y única pretensión”. Esta acción de responsabilidad persigue responsabilizar al administrador sólo de las deudas surgidas por el incumplimiento de sus obligaciones o por un comportamiento omisivo.

Así que debe exigirse al administrador su responsabilidad tanto por las deudas que impiden que los empleados puedan recibir los salarios y las indemnizaciones que legalmente les correspondan, con independencia de su buena o mala fe, como  por aquellas nacidas por la falta de diligencia al incumplir las obligaciones impuestas por ley de promoción de la disolución o adopción de medidas para reequilibrar la situación económica de la empresa, pasando por el proceso concursal, que dotara de garantías a los acreedores (y entre ellos sus propios trabajadores).

– ¿Cuáles son las responsabilidades del Administrador en materia de accidentes de trabajo y prevención de riesgos laborales?

Los trabajadores o sus herederos podrán reclamar ante la Jurisdicción Social al Administrador de la sociedad  la responsabilidad  por los daños originados en el ámbito de la relación laboral como consecuencia de accidente de trabajo o enfermedad profesional. El Administrador tendrá que probar que ha adoptado las medidas necesarias para prevenir o evitar el riesgo.

– ¿Qué responsabilidades tiene el administrador por vulneración de derechos fundamentales de los trabajadores?

En caso de que el administrador de una empresa vulnere los derechos fundamentales de los trabajadores, como por ejemplo los derechos de libertad sindical, huelga, de no discriminación, éstos podrán exigirle responsabilidades ante los Juzgados de lo Social.

– ¿Cuáles son las responsabilidades del Administrador en caso de deudas por cuotas a la Seguridad Social?

La Ley General de la Seguridad Social  establece la responsabilidad solidaria de los administradores de sociedades mercantiles en materia de cotización sin que necesidad de que haya una declaración judicial previa, mediante el procedimiento administrativo establecido en el Reglamento General de Recaudación de la Seguridad Social. Sin embargo, en la práctica ha de acudirse previamente a la Jurisdicción civil, de acuerdo con el criterio establecido por la Subdirección General de Ordenación e Impugnaciones de la Tesorería General de la Seguridad Social.

Sólo cabría derivación administrativa de los administradores en dos casos: bien por incumplimiento de la obligación de disolver la sociedad o bien aplicando la doctrina del “levantamiento del velo”

NORMATIVA APLICABLE

  • Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital.
  • Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.
  • Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal.
  • Sentencia del Tribunal Supremo de 10 de septiembre de 2012.

CONCLUSIÓN

En el ámbito laboral pueden exigirse a los Administradores de las sociedades mercantiles responsabilidades por su negligente gestión, por el incumplimiento de sus obligaciones legales o la vulneración de los derechos de los trabajadores mediante las acciones previstas en la normativa mercantil y del procedimiento de derivación de responsabilidad en el supuesto de deudas con la Seguridad Social, así como a través de las correspondientes acciones penales, en su caso.

Es por ello que, en GM Consulting, nos ponemos a su disposición para darles el más completo asesoramiento y asegurar el cumplimiento de todos los deberes y obligaciones establecidos por la legislación actual.

  Laura Carrero. Consultora Laboral. GM CONSULTING.]]>

2017-10-14T18:35:40+00:0014/10/2017|Sin categoría|
Share This