¿Qué es el Grooming?

¿Qué es el Grooming?

Compartir en Whatsapp

Consideramos Grooming al conjunto de acciones que lleva a cabo una persona sobre un menor, con un objetivo marcadamente sexual. El objetivo puede tener como fin último desde la obtención de imágenes del menor en situaciones sexuales o pornográficas, hasta la posibilidad de establecer contacto físico y presencial para consumar un abuso sobre éste.

El acosador suele ser un adulto que, en este caso, utiliza los medios o canales que le ofrecen las nuevas tecnologías, utilizando su conexión a Internet o a través de la telefonía móvil.

Pero, ¿Quién hace Grooming?

Hay tres grandes grupos de acosadores a menores:

Acosadores directos
  • Frecuentan foros, chats, redes sociales o páginas con el objetivo de identificar menores. Una vez identificados realizan de forma casi directa propuestas de tipo sexual, o solicitan al menor el envío de imágenes íntimas.
  • Actúan de forma descarada. En las primeras conversaciones ya aparecen el sexo y la pornografía, y solicitan el encendido de la WebCam y la realización de “sexo virtual”.

Nuestra principal herramienta contra ellos es muy clara: NO CONTESTES A SUS MENSAJES.

 Acosadores oportunistas

  • Individuos que encuentran en Internet imágenes íntimas de menores, no necesariamente pornográficas, y las convierten en objeto de su acoso. Es una de las posibles consecuencias del llamado “sexting”, o tendencia de algunos menores a realizarse fotografías íntimas y colgarlas en determinados lugares en Internet.

Acosadores específicos

  • Se trata de pedófilos con un objetivo muy claro: obtener del menor imágenes pornográficas y, si las distancias lo permiten, establecer contacto sexual con el menor. Normalmente se trata de individuos que dedican tiempo al acercamiento, que pretenden ganarse primero la confianza del/la menor y que intentan pasar desapercibidos. Son los más difíciles de identificar y los que más información e imágenes suelen obtener.

En los tres casos el CHANTAJE es la principal arma con la que cuenta el acosador. En el momento en que disponga de imágenes lo suficientemente comprometidas, presionará y amenazará con su difusión con el objetivo de conseguir cada vez más, y llegar incluso a concertar el primer encuentro.

Estos individuos suelen llevar patrones de conducta, que resumidas a modo de fases, serían las siguientes:

  1.  Fase de enganche.- El objetivo es identificar y ganar confianza.
  2. Fase de fidelización.- Ahora quiere fidelizar, y asegurarse de que queremos seguir hablando con él.
  3. Fase de seducción.- Manipulará y condicionará hasta donde pueda. Querrá llevar la iniciativa en el terreno personal, aparecerá el sexo en las conversaciones y también el tema de las fotos o la WebCam. Seguro enviará fotos de otros menores para hacerse pasar por uno de ellos. Intentará conquistar, halagar y generar un sentimiento de deuda. Que lleguemos a sentirnos mal si no le hacemos el suficiente caso.
  4. Fase de acoso.- Quiere culminar el proceso con el establecimiento de una relación sexual. Se quitará la “máscara” y se mostrará como es. Chantajeará, amenazará y manipulará.

Y utilizará frases del tipo:

  • Tu eres muy inteligente. Sé que a ti no podría engañarte porque te darías cuenta…
  • Nunca haré nada que tú no quieras hacer…
  • Lo dejaremos cuando tu digas
  • Tú decides hasta donde podemos llegar…
  • Muchas personas de tu edad lo hacen pero no lo dicen por miedo a sus padres…
  • En otras culturas las relaciones entre menores y niños son algo normal…
  • En otras épocas, como en la Grecia Clásica, estas relaciones eran normales…
  • … durante mucho tiempo la homosexualidad ha estado prohibida, pero hoy a todo el mundo le parece normal… con lo nuestro (la pedofilia) sucederá lo mismo… sólo es cuestión de tiempo”.

Cualquier usuario de internet puede sufrir acoso sexual. Ni los acosadores presentan un mismo perfil, ni tampoco sus víctimas.

]]>

2013-08-27T11:26:36+00:0027/08/2013|Sin categoría|
Share This