Compartir en Whatsapp

Los Datos API (Advanced Passenger Information) son un conjunto de datos personales de los viajeros que los gobiernos de determinados países exigen a las compañías aéreas que recopilen antes de la salida de vuelos.

En general, son numerosos los países del todo mundo que solicitan estos datos. En el ámbito de la Unión Europea están regulados por la Directiva 2004/82. España solicita datos API a todos los transportistas aéreos en vuelos que entran o salen del espacio Schengen*.

Cuáles son los datos API

Según la Directiva, son datos API el número y el tipo de documento de viaje utilizado, la nacionalidad, el nombre y apellidos, la fecha de nacimiento, el código de transporte, la hora de salida y de llegada del transporte, el número total de personas transportadas en ese medio y el lugar inicial del embarque.

La finalidad es, básicamente, el control fronterizo para evitar la inmigración ilegal pero también puede usarse para “efectos policiales”, según la Directiva.

Los datos se guardan en un fichero temporal y se retienen 24 horas después del cruce de frontera, aunque se puede ampliar este periodo de tiempo para investigaciones de terrorismo o crimen organizado.

Datos PNR                                                                                              

Los Datos PNR (Passenger Name Record). Los solicitan en la actualidad tres países: EEUU, Canadá y Australia.

En la actualidad, las compañías que vuelan hacia Estados Unidos, están obligadas al llamado PNR (Passenger Name Record), esto es, deben facilitar el número, país emisor y caducidad del pasaporte, nombre, apellidos y sexo del viajero, fecha de nacimiento, nacionalidad, país de residencia y tarjeta de residencia si viven allí. Y todo, para evitar la entrada de terroristas en el país.

Europa frente a la protección de datos

Los diferentes países europeos tienen criterios distintos para este tema pues es muy fina la línea entre privacidad y seguridad.

A raíz de los atentados del 11S, La Unión Europea se vio obligada a colaborar en la cesión de datos personales con EEUU tras unos meses de fuertes polémicas.

La Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del parlamento Europeo se opone a la creación del registro de pasajeros de líneas aéreas al considerar que podría vulnerar algunos derechos fundamentales de las personas.

No obstante, el presidente francés, consideró la semana pasada “indispensable” la creación de un fichero europeo para el intercambio de datos de pasajeros aéreos frente a la amenaza de atentados terroristas, puntualizando que este fichero “no debe cuestionar la protección de nuestras libertades”, en alusión a las reticencias manifestadas por el Parlamento Europeo para la configuración de esa base de datos y compartirla con Estados Unidos.

En España, en cuanto al PNR, la Agencia cree que no se está hablando de una simple lista de identidades de pasajeros sino que da un paso más porque “al recopilar todos los datos de la reserva del viaje se puede conocer el teléfono, el correo electrónico, el domicilio, el número de la tarjeta de crédito o la identidad de los acompañantes en el viaje”, afirma esta institución.

El director de la Agencia Española de Protección de Datos cree que la recopilación de todos los datos es desproporcionado en relación con su hipotética eficacia. Aboga por plantear otras medidas eficaces que preserven los valores democráticos sin poner en riesgo las libertades individuales.

No obstante, el Gobierno ha anunciado que a finales del 2015 habrá en marcha un “superfichero” en el que se almacenarán todos los datos de los pasajeros que lleguen a aeropuertos españoles para que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, puedan detectar terroristas u otros delincuentes peligrosos.

*Países pertenecientes al espacio Schengen: Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, República Checa, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Polonia, Portugal, Suecia, Suiza.

¿Crees que la creación de estos ficheros es un paso hacia una sociedad cada vez más vigilada?

O, por el contrario, ¿estás a favor de perder privacidad para ganar en seguridad?

]]>