Desde el día 01.01.2013 nace una nuevo concepto, un nuevo despacho de abogados, cuyo socio-director, Emilio José García Benjamín, nos cuenta esta nueva aventura empresarial.

¿Por qué una nueva línea de negocio relacionada con la Abogacía? Toda la consultoría empresarial realizada a empresas y particulares la estamos desarrollando a través de la consultoría GM Consulting Empresarial (www.gmempresarial.com) y seguirá así en un futuro. Ahora bien, queríamos diferenciar dicha consultoría, más enfocada a las empresas y autónomos, de la  parte más judicial. Por ello,  GM Consulting Abogados seguirá una estrategia comercial y de gestión diferente a GM Consulting Empresarial.

¿Dónde podemos encontrar más información?

Tenemos a disposición del público nuestra página web http://gmconsulting.pro/abogados/

¿Qué diferencia a GM Consulting Abogados de cualquier otro despacho? Predisposición a la acción.  Se puede resumir en que tenemos ideas que a otros no se les ocurre, adquirimos capacidades que otros no tienen, estudiamos la ley como pocos lo hacen.

Acercamiento al cliente: Informamos del procedimiento a todos nuestros clientes, preocupándonos por ellos independientemente de la fase del asunto. Cuando el resultado es impredecible y el tiempo que dura un pleito es eterno, el cliente tiene que estar perfectamente informado.

Autonomía y espíritu empresarial: Uno de los principales conflictos en los despachos es la mala gestión interna y la falta de espíritu empresarial. Estos factores resultan imprescindibles para conseguir la excelencia en un despacho. Por este motivo, todos los componentes de nuestro despacho se encuentran respaldados por un importante espíritu empresarial.

Productividad del personal: Como cualquier otra actividad, resulta necesario establecer un sistema de productividad y recompensas, basado tanto en una mayor retribución como en el reconocimiento de la labor profesional.

Trabajo en equipo y compartir entre todos los componentes del despacho las distintas especialidades en los campos del derecho. En la actualidad, todas las materias están interconectadas, a modo de ejemplo, un tema civil puede perfectamente derivar en uno penal, y por ello, debe tenerse una perfecta interconexión en las distintas materias para ofrecer el mejor asesoramiento.

Estructura: Disponer de una gran estructura y buenas herramientas de trabajo resulta capital en cualquier despacho. En un despacho moderno como el nuestro, no solo es importante, sino absolutamente imprescindible el disponer de la mejor tecnología y bases de datos, que ayudarán, sin duda, a obtener una mayor calidad y eficacia.

Formación continua: Una empresa que no venga a invertir en formación será el principio de su fin. En el sector de la abogacía, sencillamente será el fin. Por este motivo, nuestro despacho destina anualmente una importante partida presupuestaria para el reciclaje y ampliación de conocimientos de todos sus componentes.

]]>