La buena gestión de la tesorería en la empresa

La buena gestión de la tesorería en la empresa

¿Por qué la gestión de la tesorería en la empresa es tan importante?

La gestión de la tesorería en la empresa es uno de los elementos clave en la empresa, que le permitirá ser viable económicamente y tomar decisiones futuras adecuadas, con el fin de evitar posibles problemas de liquidez.

El Plan General Contable, aprobado en el 2007, incluye, como un elemento integrante de las cuentas anuales, el Estado de Flujos de Efectivo que nos permite saber el origen y aplicación del dinero. No obstante, éste no es obligatorio para aquellas empresas que deban presentar balance abreviado.

Indistintamente de las obligaciones contables y mercantiles, es importante saber cómo hacer una buena gestión de la tesorería en la empresa para evitar problemas importantes.

¿Qué entendemos por tesorería?

La tesorería es el área de la empresa que tiene como objetivo el conjunto de operaciones relacionadas con el flujo de caja (cash flow), es decir todas las operaciones que incluyen cobros y pagos, además de las gestiones con entidades financieras.

La gestión de tesorería en la empresa no debe tratarse de  forma aislada. El departamento de tesorería debe estar comunicado con el resto de departamentos de la empresa. El responsable de tesorería debe tener conocimiento del vencimiento de las facturas emitidas, el nivel de producción, las necesidades de financiación, nuevos clientes, etc., que le permitan mantener el equilibrio.

Una herramienta básica en la gestión de la tesorería es el presupuesto de tesorería que  nos permite evitar problemas de liquidez futuros.

Gestión de la tesorería en la empresa

  1. Presupuesto de tesorería.

Es la previsión  de entradas y salidas de efectivo (cobros y pagos) en una empresa durante un periodo determinado de tiempo, generalmente un año, con el fin de  alcanzar es el equilibrio presupuestario, es decir, no obtener ni superávit ni déficit. Si existe superávit hay excedentes de recursos que podrían ser invertidos para obtener rentabilidad en vez de estar inmovilizados. Si existe déficit no hay suficientes recursos para hacer frente a las obligaciones por lo que habrá que recurrir a fuentes de financiación externas.

Un presupuesto equilibrado tiene recursos suficientes para atender los pagos de la empresa pero no desaprovecha los fondos en excesos de liquidez.

Medidas para poder alcanzar el equilibrio presupuestario:

  1. Añadir o eliminar partidas:
  • En situación de Déficit: Vender inmovilizados, eliminar gastos o reducir  las existencias.
  • En situación de Superávit: Aumentando las inversiones, reduciendo la financiación externa.
  1. Modificando plazos de pago:
  • En situación de  Déficit: Negociar con proveedores para incrementar los plazos de pago, acortar plazos de cobro ofreciendo a clientes descuentos por pronto pago, negociar con entidades financieras créditos o préstamos bancarios.
  • En situación de Superávit: No utilizar líneas de descuento, reducir el plazo de pago a proveedores obteniendo descuentos por pronto pago, aumentar el tiempo de cobro a clientes obteniendo intereses…

 2.  Elaboración del presupuesto de Tesorería:

Antes de realizar el presupuesto de tesorería, necesitamos hacer un análisis de la liquidez y la solvencia de la empresa y del capital circulante.

El análisis de la liquidez y solvencia de la empresa lo podemos hacer a través de los RATIOS, véase artículo publicado en meses anteriores “Análisis de la liquidez y la solvencia de la empresa a través de los ratios”.

Por otro lado, la gestión del capital circulante se realiza mediante el estudio del periodo medio de maduración y sus subperiodos, véase en el artículo publicado en meses anteriores “El periodo Medio de Maduración”. Lo que nos permitirá ver la evolución en la gestión del capital circulante comparando con ejercicios anteriores y con otras empresas del sector de cara a ver si tenemos ventajas o desventajas competitivas.

Para elaborar un presupuesto de tesorería, a fin de realizar una buena gestión de la tesorería en la empresa, hay que tener en cuenta los cobros y pagos.

Corriente de Cobros:  Origen de fondos derivados de

  • Ventas derivadas de la actividad empresarial.
  • Rendimientos derivados de inversiones financieras.
  • Recursos obtenidos mediante financiación de terceros, bien sean socios (ampliaciones de capital), entidades financieras (créditos, préstamos)

Corriente de Pagos: Aplicación de fondos derivados de

  • Pagos relacionados con la actividad, como compra de mercaderías, servicios prestados por acreedores (suministros, alquileres,…), nóminas, seguros sociales, impuestos…
  • Inversiones, como pueden ser adquisiciones de activos.
  • Pagos por devolución de financiación externa (intereses).
CASH FLOW PROVISIONALENEFEBMARABRMAYJUNJUL
COBROS PREVISTOS
VENTAS CLIENTES
SUBVENCIONES
FINANCIEROS
OTROS COBROS
PAGOS PREVISTOS
ACTIVIDADCOMPRA MERCADERIAS
SUELDOS Y SALARIOS
SEG. SOCIAL
SEGUROS
PUBLICIDAD
SUMINISTROS
ARRENDAMIENTOS
TRANSPORTE
OTROS GASTOS
INVERSIONES
INTERESES
  1. Análisis de las desviaciones:

Una vez que tenemos el presupuesto lo comparamos con la realidad, analizando las desviaciones presupuestarias en el caso de que las haya.

ESTIMACIÓN +/- DESVIACIÓN = REALIDAD

Si existen desviaciones, hay que identificar las causas y tratar de evitar que se repitan aplicando  medidas correctoras en el caso de que las desviaciones sean desfavorables.

Si te has propuesto llevar una buena gestión de la tesorería porque necesitas resolver problemas de liquidez para conseguir un correcto presupuesto de tesorería, ¡no dudes en consultarnos!

]]>

Share This